miércoles, 19 de diciembre de 2012

Una de palomitas que vamos a ver: El Hobbit.

¡Hola! ¿Qué tal?
No, que no os engañe esta aparente rigurosidad a la hora de actualizar: ¡soy la persona más inconstante del mundo mundial! (¿dónde habré oido yo esa coletilla?) pero, la verdad, es que hoy la entrada es MERECIDÍSIMA.
Porque llevaba desde el viernes comiéndome las uñas y no podía aguantar más.

Hoy, por fin, después de más de un año de espera, he podido ir a ver El Hobbit en la pantalla grande. Me comian los nervios. He reido, he sufrido, se me han saltado las lágrimas cuando Bilbo empieza a relatar: "En un agujero en el suelo, vivía un Hobbit." y, en fin, que los cerca de tres horas que dura la película se me han pasado en un suspiro y, cuando me he querido dar cuenta, ha salido el ojo de Smaug diciéndome adiós.

No creo que pueda hacer verdadera justicia con mis comentarios sobre ella pero, al menos, dejaré plásmado lo maravillosa que me ha parecido a mi. ¡OJO! ALTA PROBABILIDAD DE SPOILERS.







Tendría que decir muchas cosas (en su totalidad, buenas) pero, la verdad, es que no sé por donde empezar. Me ha parecido todo tan... taaaaaan... TAN ÉPICO. Esa es la palabra. La película es épica en su sentido más literal de la palabra.


Por empezar por algo sencillo: la fotografía o, lo que viene siendo lo mismo, los paisajes. Cada vez deseo con más ganas ir a Nueva Zelanda, si es la mitad de bonita de lo que sale en las películas ya es demasiado.
Es todo tan... hermoso. Todo. Desde Erebor a la Comarca, pasando por Rivendel. Si hasta las cavernas de los orcos me han parecido bonitas. Y, bueno, no quiero mencionar todavía Dol Guldur, que casi me hace saltar del asiento y ponerme a gritar como una loca.

Sobre la música, en fin, es más de lo mismo. Preciosa, sublime, épica. Howard Shore ha hecho un trabajo impecable, como siempre. Es cierto que hubiese preferido que no doblasen las canciones (más que nada porque la voz de Thorin en inglés es preciosa) pero es un daño colateral que hay que sufrir al no poder ver la versión original. Por lo demás, ha sido perfecta. Digna de un Oscar.

Hablando de Thorin... ¡OMFG, que Thorin! Cuando lo vi en los trailers no le presté demasiada atención porque, en el libro, era un personaje que me gustaba pero no alcanzaba a sacarle todo el jugo que sabía que se le podía extraer. Pero, aunque abusan en la película de primeros planos con su pelo en movimiento cual anuncio de champú, debo decir que Richard Armitage hace un papel INCREIBLE y que ha logrado que me reconcilie con el personaje.

Otro que tal baila es mi queridísimo Ian Mckellen interpretando al adorable Gandalf, uno de mis personajes favoritos del universo de Tolkien. Magistral, como siempre. Poco más se puede decir de él. Es cierto que, en esta película, he visto a un Gandalf más activo quizá que en ESDLA pero, también, más cansado. No sabría describirlo bien. De todas formas, las comparaciones con el libro son inexistentes, ya que en el libro apenas sale.

Decir que Martin Freeman como Bilbo ha sido todo un descubrimiento. Este actor me gustaba desde que lo vi en la serie Sherlock de la BBC pero nunca imaginé que, en este tipo de películas, lo haría tan bien. Me ha sorprendido gratamente, la verdad.
Otro descubirmiento genial a sido Radagast. Lo imaginaba muy diferente a como ha salido en las películas... ¡está loco! xD Pero, aún así, me ha encantado. Un personaje entrañable como pocos aunque le falten más de un tornillo (y, si me apuras, varias tuercas). Y Sebastian es un amor.

Y, bueno, el resto de los enanos son todos magníficos y muy, MUY bien adaptados y caracterizados (un vestuario sensacional). Quizás, de todos, el que más me ha gustado ha sido Balin. Le tengo especial cariño.


Sobre lo que ha sido la adaptación del libro en general... bueno, bien y mal. Bien porque sale TODO lo que tiene que salir (que no es muy difícil, ya que van a ser tres películas y el libro solo tiene 300 páginas) y mal porque se han inventado una gran cantidad de cosas ¡¡¡PEROOOOO!!! por una vez en mi vida, no me ha importado, en absoluto. Es más, lo he agradecido. Porque todas y cada una de las escenas que se han sacado de la manga, aparte de estar bien integradas en la historia, son espectaculares.


Hay muchas escenas que me han gustado mucho como, por ejemplo, la parte en la que explica la caida de Erebor, con Smaug haciendo de las suyas y Thranduil (OH, THRANDUIL.... AY OMÁ) dándose el piro sin ayudar a los enanos. O toda la huida (y batalla) de las cavernas del Gran Trasgo (con Gollum y Anillo Único incluidos). O la escena de los Trolls, graciosa como poco. O la de los Gigantes de Piedra, que no me lo esperaba para nada.
Pero, sin duda alguna, hay tres que me han gustado más que todas las demás (¿es eso posible?).

Una de ellas, es cuando Thorin, después de que Bilbo arriesgue su vida para salvar la suya cuando se interpone entre Azog y él, le hecha una bronca de campeonato y, después, lo abraza agradeciéndole lo que ha hecho por él. Se me saltaron las lágrimas porque ese es el Thorin que vi en el libro, ese es el que yo saqué. Me hizo ilusión verlo.

Otra ha sido el Concilio Blanco. Ver a Galadriel me gusta, siempre con esos vestidos tan maravillosos. Y, no sé, la complicidad que han dibujado entre Gandalf y ella me ha fascinado. No sabría decir porqué.
Elrond me ha pasado desapercibido en esta ocasión pero Saruman... se le empieza a ver el plumero con Sauron (bueno, con su Anillo). Sip. Aunque a mi también se me vería... te comprendo Saruman xD

Y, la que MÁS me ha gustado, por motivos más que obvios, ha sido cuando Radagast ha entrado en Dol Guldur y se ha encontrado frente a frente con el Nigromante, aunque haya sido solo su sombra ¡ya es algo más que un ojo en llamas! Y que decir que la actuación del Rey Brujo ha sido sensacional e inesperada. Quizás me hubiera esperado ver "algo más" de Sauron. Si, lo sé, pero comprendedme, es mi personaje favorito (si, mi obsesión por los malos y los bala perdida) ¡es obvio que quiero ver más y más y MÁS de él!
Aunque, no desespero, sé que Gandalf tiene que recordar que ha ido allí, cuando recuperó la llave y el mapa, así que no pierdo la esperanza de que salga algo más (sino, no entendería porque Benedict Cumberbatch ha dicho que le pone voz al Nigromante).



Y, en fin, poco más puedo decir. Me ha gustado TODO. No sé si estoy tan emocionada que no puedo ser crítica o es que de verdad he amado todo y cada uno de sus pequeños detalles (y guiños a ESDLA). Tendría que verla una y otra y otra vez para saberlo pero, aún así, creo que seguiría gustandome como ahora.


Me encanta. Un diez. Un veinte. O un cien.
Ha sido maravillosa. Digna de ver.




¡Bye!










No hay comentarios:

Publicar un comentario